Camino de Perfección, Santa Teresa

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


 Camino de Perfección, Santa Teresa

 

PRÓLOGO

CAPÍTULO 1

De la causa que me movió a hacer con tanta estrechura este

monasterio.

CAPÍTULO 2

Que trata cómo se han de descuidar de las necesidades corporales,

y del bien que hay en la pobreza.

CAPÍTULO 3

Prosigue lo que en el primero comencé a tratar, y persuade a las

hermanas a que se ocupen siempre en suplicar a Dios favorezca a

los que trabajan por la Iglesia. -Acaba con una exclamación.

CAPÍTULO 4

En que persuade la guarda de la Regla, y de tres cosas importantes

para la vida espiritual. Declara la primera de estas tres cosas, que

es amor del prójimo, y lo que dañan amistades particulares.

CAPÍTULO 5

Prosigue en los confesores. Dice lo que importa sean letrados.

CAPÍTULO 6

Torna a la materia que comenzó del amor perfecto.

CAPÍTULO 7

En que trata de la misma materia de amor espiritual, y da algunos

avisos para ganarle.

CAPÍTULO 8

Trata del gran bien que es desasirse de todo lo criado interior y

exteriormente.

CAPÍTULO 9

Que trata del gran bien que hay en huir los deudos los que han

dejado el mundo, y cuán más verdaderos amigos hallan.

CAPÍTULO 10

Trata cómo no basta desasirse de lo dicho, si no nos desasimos de

nosotras mismas, y cómo están juntas esta virtud y la humildad.

CAPÍTULO 11

Prosigue en la mortificación, y dice la que se ha de adquirir en las

enfermedades.

CAPÍTULO 12

Trata de cómo ha de tener en poco la vida el verdadero amador de

Dios, y la honra.

CAPÍTULO 13

Prosigue en la mortificación, y cómo ha de huir de los puntos y

razones del mundo para llegarse a la verdadera razón.

CAPÍTULO 14

En que trata lo mucho que importa no dar profesión a ninguna que

vaya contrario su espíritu de las cosas que quedan dichas.

CAPÍTULO 15

Que trata del gran bien que hay en no disculparse, aunque se vean

condenar sin culpa.

CAPÍTULO 16

De la diferencia que ha de haber en la perfección de la vida de los

contemplativos a los que se contentan con oración mental, y cómo

es posible algunas veces subir Dios un alma distraída a perfecta

contemplación y la causa de ello. -Es mucho de notar este capítulo

y el que viene cabe él.

CAPÍTULO 17

De cómo no todas las almas son para contemplación, y cómo

algunas llegan a ella tarde, y que el verdadero humilde ha de ir

contento por el camino que le llevare el Señor.

CAPÍTULO 18

Que prosigue en la misma materia y dice cuánto mayores son los

trabajos de los contemplativos que de los activos. -Es de mucha

consolación para ellos.

CAPÍTULO 19

Que comienza a tratar de la oración. -Habla con almas que no

pueden discurrir con el entendimiento.

CAPÍTULO 20

Trata cómo por diferentes vías nunca falta consolación en el camino

de la oración, y aconseja a las hermanas de esto sean sus pláticas

siempre.

CAPÍTULO 21

Que dice lo mucho que importa comenzar con gran determinación a

tener oración, y no hacer caso de los inconvenientes que el

demonio pone.

CAPÍTULO 22

En que declara qué es oración mental.

CAPÍTULO 23

Trata de lo que importa no tornar atrás quien ha comenzado camino

de oración, y torna a hablar de lo mucho que va en que sea con

determinación.

CAPÍTULO 24

Trata cómo se ha de rezar oración vocal con perfección, y cuán

junta anda con ella la mental.

CAPÍTULO 25

En que dice lo mucho que gana un alma que reza con perfección

vocalmente, y cómo acaece levantarla Dios de allí a cosas

sobrenaturales.

CAPÍTULO 26

En que va declarando el modo para recoger el pensamiento. -Pone

medios para ello. -Es capítulo muy provechoso para los que

comienzan oración.

CAPÍTULO 27

En que trata el gran amor que nos mostró el Señor en las primeras

palabras del Paternóster, y lo mucho que importa no hacer caso

ninguno del linaje las que de veras quieren ser hijas de Dios.

CAPÍTULO 28

En que declara qué es oración de recogimiento, y pónense algunos

medios para acostumbrarse a ella.

CAPÍTULO 29

Prosigue en dar medios para procurar esta oración de recogimiento.

-Dice lo poco que se nos ha de dar de ser favorecidas de los

prelados.

CAPÍTULO 30

Dice lo que importa entender lo que se pide en la oración. -Trata de

estas palabras del paternóster: «Sanctificetur nomen tuum, adveniat

regnum tuum». -Aplícalas a oración de quietud y comiénzala a

declarar.

CAPÍTULO 31

Que prosigue en la misma materia. -Declara qué es oración de

quietud. -Pone algunos avisos para los que la tienen. -Es mucho de

notar.

CAPÍTULO 32

Que trata de estas palabras del Paternóster: «Fiat voluntas tua sicut

in coelo et in terra», y lo mucho que hace quien dice estas palabras

con toda determinación, y cuán bien se lo paga el Señor.

CAPÍTULO 33

En que trata la gran necesidad que tenemos de que el Señor nos dé

lo que pedimos en estas palabras del Paternóster: «Panem nostrum

quotidianum da nobis hodie».

CAPÍTULO 34

Prosigue en la misma materia. -Es muy bueno para después de

haber recibido el Santísimo Sacramento.

CAPÍTULO 35

Acaba la materia comenzada con una exclamación al Padre Eterno.

CAPÍTULO 36

Trata de estas palabras del paternóster: «Dimitte nobis debita

nostra».

CAPÍTULO 37

Dice la excelencia de esta oración del Paternóster, y cómo

hallaremos de muchas maneras consolación en ella.

CAPÍTULO 38

Que trata de la gran necesidad que tenemos de suplicar al Padre

eterno nos conceda lo que pedimos en estas palabras: «Et ne nos

inducas in tentationem, sed libera nos a malo», y declara algunas

tentaciones. -Es de notar.

CAPÍTULO 39

Prosigue la misma materia, y da avisos de tentaciones algunas de

diferentes maneras, y pone los remedios para que se puedan librar

de ellas.

CAPÍTULO 40

Dice cómo procurando siempre andar en amor y temor de Dios,

iremos seguras entre tantas tentaciones.

CAPÍTULO 41

Que habla del temor de Dios, y cómo nos hemos de guardar de

pecados veniales.

CAPÍTULO 42

En que trata de estas postreras palabras del Paternóster: «Sed

libera nos a malo. Amen». Mas líbranos del mal. Amén.

camino.pdf

Camino de Perfección, Santa Teresa
Vota si te ha resultado útil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *