Carta a los Amigos de la Cruz, S. Luis Mª Grignon de Monfort

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Amigos de la Cruz, S. Luis Mª Grignon de Monfort 

 Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, lleve su cruz y sígame”

“Que tome su cruz. La cruz suya.” Que este hombre, que esta mujer excepcional tome con alegría, abrace con entusiasmo y lleve sobre sus hombres con valor su cruz y no la de otro; su cruz, que mi sabiduría fabricó para él, con número, peso y medida; su cruz, cuyas cuatro dimensiones tracé por mi propia mano con extraordinaria exactitud, esto es, su grosor, su longitud, su altura y su profundidad; su cruz, que yo mismo le he labrado de un trozo de la llevada por mí en el Calvario, cual rasgo de la infinita bondad con que le amo; su cruz, que es el mayor presente que puedo hacer a mis elegidos en esta tierra; su cruz, compuesta en cuanto a su grosor de pérdidas de bienes, de humillaciones, de menosprecios, de dolores, de enfermedades y de penas espirituales, las cuales, por permisión mía, le acompañarán todos los días hasta la muerte; su cruz, compuesta en cuanto a su longitud: de una cierta duración de meses o de días en que se verá estrujado por la calumnia, postrado en su lecho, reducido a mendigo y a ser presa de las tentaciones, de las arideces, abandonos y otras congojas espirituales; su cruz, compuesta en cuanto a su anchura: de todas las circunstancias las más duras y las más amargas, ya vengan de parte de los amigos, de los criados o de sus familiares; su cruz, en fin, compuesta en cuanto a su profundidad: de las penas más ocultas con que le afligiré, sin que te sea dado hallar consuelo en las criaturas, las cuales, por orden mía, le volverán las espaldas y se le unirán a mí para hacerle padecer.

cartaamigoscruzLuis María Grignon de M.lit

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *