Carta al Oso de San Remedio, Juan Pablo I

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Carta al Oso de San Remedio, Juan Pablo I 

Boca sucia

 

Querido Oso de San Romedio,  

                  Todo buen ladrón tiene su devoción“. Es este el motivo por el cual hace un mes, pasando por San Zeno en Val di Non, me dije: “A dos kilómetros de aquí, al fondo de un valle pequeño, encastrada entre las rocas altísimas que hacen pensar en el Cañon del Colorado, está el santuario de San Romedio: han ido, haciendo a pie decenas de kilómetros, tus abuelos; ¡ve también tú, que estás con auto!”. Y fui.

  Sugestivo el santuario con seis iglesias superpuestas y desde la terraza que domina el impresionante precipicio. Interesantes la figura y los recuerdos del santo ermitaño. ¡Pero simpático también tú, querido Oso!

orso1.htm

Vota si te ha resultado útil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *