Catecismo de la Doctrina Cristiana Explicado 1900

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Catecismo de la Doctrina Cristiana Explicado 1900 LA Religión cristiana es tan hermosa, que no es posible dejar de amarla en llegando

á conocerla bien. La experiencia de cuarenta años me ha hecho ver constantemente esta

verdad. Siempre procuré explicarla en las parroquias que estuvieren á mi cargo y siempre

ví que se amaba según se conocía, y que se practicaba según se amaba; así como

también ví que tanto más se desobedecía y profanaba, cuanto más se ignoraba y desconocía.

Estos resultados de tanta consecuencia hicieron que, aun después de haber salido

del cargo de Párroco, continuase ejerciendo esta interesantísima parte de aquel respetable

ministerio, hasta que circunstancias particulares me pusieron en el caso de cesar en

un ejercicio tan saludable para las almas, y entonces fué cuando me decidí á suplir con

la pluma lo que no podía hacer con la lengua, y á trabajar con empeño en la obra que

presento; pero me decidí, guiado únicamente de mi deseo, sin advertir mi temeridad, y

cuando he llegado al fin, miro con asombro, como los Israelitas, el mar que he surcado.

La empresa pedía cinco talentos y no uno. Sin embargo, lejos de arrepentirme de mi

arrojo, me consuelo de haber echado como la pobre viuda del Evangelio, mis dos ochavos

en el arca de las ofrendas del Templo1.

Estudia, lector cristiano, la Religión del Hijo de Dios que has profesado. Procura conocerla

bien y no podrás dejar de amarla y de cumplir los deberes que ella te impone. A

este fin se han dirigido los desvelos y sudores que me han costado estas explicaciones.

La regla para calificar y dar dictamen sobre un escrito es leerle tres veces, cuando menos;

para aprender su contenido y valerse de él, no hay más regla que leerlo cuantas

veces sean necesarias para conseguirlo. Lee estas explicaciones las veces que necesites

para que te sean provechosas; léelas á lo menos tres veces para calificarlas y formar

juicio de ellas; léelas siquiera una por entero y lo más seguidamente que puedas, y yo

espero que, si no has hecho antes un estudio de la Religion, has de sacar, Dios mediante,

una mejora notable en la idea que tienes formada de ella, y un nuevo estímulo para

cumplir las obligaciones que ella te impone. Así sea.

El Catecismo De La Doctrina Cristiana Explicado 1900.pdf

Vota si te ha resultado útil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *