Comentario a la Oración con los Salmos, Juan Pablo II

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Comentario a la Oración con los  Salmos, Juan Pablo II 

 

1. En la carta apostólica «Novo millennio ineunte» he manifestado mi deseo de que la Iglesia se caracterice cada vez más porel arte de la oración, aprendiéndola siempre de manera renovada de los labios del divino Maestro (cf. n. 32). Estecompromiso debe ser vivido especialmente en la Liturgia, fuente y culmen de la vida eclesial. En esta línea es importanteprestar una mayor atención pastoral a la promoción de la Liturgia de las Horas, como oración de todo el Pueblo de Dios (cf.ibídem, 34). De hecho, si bien los sacerdotes y los religiosos tienen un preciso deber de celebrarla, se propone vivamentetambién a los laicos. Este fue el objetivo que se planteó hace ya 30 años, mi venerado predecesor, Pablo VI, con laconstitución «Laudis canticum» en la que determinaba el modelo vigente de esta oración, con el deseo de que los Salmos ylos Cánticos, que dan ritmo a la Liturgia de las Horas, fueran comprendidos «con amor renovado por el Pueblo de Dios»(AAS 63 [1971], 532).  Es un dato alentador el que muchos laicos, tanto en las parroquias como en las agregaciones eclesiales, hayan aprendido avalorarla. Ahora bien, es una oración que para ser plenamente gustada requiere una adecuada formación catequética ybíblica.

Salmos.JPII Introd.doc

Vota si te ha resultado útil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *