Comentario al Cántico del Exodo, Juan Pablo II

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Comentario al Cántico del Exodo, Juan Pablo II1. Este himno de victoria (cf. Éxodo 15,1-18), propuesto por las Laudes del sábado de la primera semana, nos haceremontar a un momento clave de la historia de la salvación: el acontecimiento del Éxodo, cuando Israel fue salvado por Diosen una situación humanamente desesperada. Conocemos lo sucedido: tras la larga esclavitud en Egipto, en camino ya hacia latierra prometida, los judíos fueron alcanzados por el ejército del faraón y en caso de que el Señor no hubiera intervenido consu mano poderosa ya nada parecía librarles de la aniquilación. El himno se detiene en la descripción de la arrogancia de losdesignios del enemigo armados: «Los perseguiré y alcanzaré, repartiré el botín» (Éxodo 15, 9). Pero, ¿qué puede hacer el ejercito más grande contra la omnipotencia divina? Dios ordena al mar abrir un paso para elpueblo agredido y cerrarlo cuando pasan los agresores: «Sopló tu aliento, y los cubrió el mar, se hundieron como plomo enlas aguas formidables» (Éxodo 15, 10). Son imágenes fuertes, que quieren describir la grandeza de Dios y la sorpresa de unpueblo que casi no cree a sus ojos y se une en un canto conmovido: «Mi fuerza y mi poder es el Señor, Él fue mi salvación.Él es mi Dios: yo lo alabaré; el Dios de mis padres: yo lo ensalzaré» (Éxodo 15, 2).

 

Juan Pablo II.doc

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *