Deuda de honor, Tom Clancy

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Deuda de honor, Tom Clancy

PRÓLOGO

Sol poniente, sol naciente

Visto después, podría parecer un modo un tanto extraño de empezar una guerra. Sólo uno de los implicados sabía lo que de verdad sucedía, y por casualidad. La firma del contrato de propiedad fue pospuesta a causa del fallecimiento de un familiar del notario que, al fin, saldría hacia Hawai en un vuelo especial dentro de dos horas.

Era la primera propiedad que mister Yamata adquiría en suelo americano. Aunque poseía varias en los Estados Unidos continentales, el efectivo registro de las escrituras lo gestionaron siempre otros notarios —invariablemente ciudadanos norteamericanos— que hacían aquello para lo que se les pagaba y, por lo general, bajo la supervisión de uno de los empleados de mister Yamata. Pero en esta ocasión no. Y por varias razones: la compra era a título personal y no para una empresa; y la propiedad estaba cerca, a sólo dos horas en reactor privado desde su domicilio. Mister Yamata le había dicho al notario que compraba la propiedad con la intención de construirse una casa para fines de semana.

Con el astronómico precio a que estaba el suelo en Tokio, podía comprar varios cientos de hectáreas por lo mismo que le hubiese costado un ático, no demasiado grande, en la ciudad en la que residía. Desde la casa que proyectaba construir, en un altozano, tendría una impresionante vista a las azules aguas del Pacífico y a otras islas del archipiélago de las Marianas; y el aire más limpio del mundo. Por todas estas razones, mister Yamata había ofrecido pagar una soberana minuta, y de mil amores.

Y había otra razón.

Los distintos documentos pasaban, en el sentido de las agujas del reloj, por una mesa circular. Se detenían frente a cada silla para que cada uno firmase en el lugar adecuado y pegase la adhesiva nota amarilla con las señas a las que debían enviar la copia. Sólo faltaba que mister Yamata echase mano al bolsillo de la chaqueta y sacase un sobre con un cheque para el notario, cosa que sucedió al finalizar el papeleo.

Clancy_T_09_Deuda De Honor.zip

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *