Devoción a los 7 Domingos de San José

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Devoción a los 7 Domingos de San José

 

Rezar despacio, meditando estos dolores y gozos:
 
PRIMER DOMINGO
v      El dolor: cuando estaba dispuesto a repudiar a su inmaculada esposa.
v      La alegría: cuando el Arcángel le reveló el sublime misterio de la encarnación.
Oración. ¡ Oh castísimo esposo de María, glorioso San José, ¡qué aflicción y angustia la de vuestro corazón en la perplejidad en que estabais sin saber si debíais abandonar o no a vuestra esposa sin mancilla! Pero ¡cuál no fue también vuestra alegría cuando el ángel os reveló el gran misterio de la Encarnación!
Por este dolor y este gozo os pedimos consoléis nuestro corazón ahora y en nuestros últimos dolores, con la alegría de una vida justa y de una santa muerte semejante a la vuestra, asistidos de Jesús y de María.
Padrenuestro, Ave y Gloria.
 
 
SEGUNDO DOMINGO
v       El dolor: al ver nacer el niño Jesús en la pobreza.
v       La alegría: al escuchar la armonía del coro de los ángeles y observar la gloria de esa noche.
Oración.Oh bienaventurado patriarca, glorioso San José, escogido para ser padre adoptivo del Hijo de Dios hecho hombre: el dolor que sentisteis viendo nacer al niño Jesús en tan gran pobreza se cambió de pronto en alegría celestial al oír el armonioso concierto de los ángeles y al contemplar las maravillas de aquella noche tan resplandeciente.
Por este dolor y gozo alcanzadnos que después del camino de esta vida vayamos a escuchar las alabanzas de los ángeles y a gozar de los resplandores de la gloria celestial.
Padrenuestro, Ave y Gloria.
 
 
TERCER DOMINGO
v      El dolor: cuando la sangre del niño Salvador fue derramada en su circuncisión.
v      La alegría: dada con el nombre de Jesús.
Oración.Oh ejecutor obedientísimo de las leyes divinas, glorioso San José: la sangre preciosísima que el Redentor Niño derramó en su circuncisión os traspasó el corazón; pero el nombre de Jesús que entonces se le impuso, os confortó y llenó de alegría.
Por este dolor y este gozo alcanzadnos el vivir alejados de todo pecado, a fin de expirar gozosos, con el santísimo nombre de Jesús en el corazón y en los labios.
Padrenuestro, Ave y Gloria.
 

SIETE DOMINGOS SAN JOSE.pdb

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *