Dios, Señor de la Historia

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Dios, Señor de la Historia

 

1. La liturgia de las Laudes nos propone en el sábado de la primera semana una sola estrofa tomada del Salmo 118, una

monumental oración de 22 estrofas, que corresponden al número de letras del alfabeto hebreo. Cada estrofa se caracteriza

por una letra del alfabeto, con la que comienzan cada uno de los versículos. El orden de las estrofas sigue el del alfabeto. La

que acabamos de proclamar es la estrofa número 19, que corresponde a la letra «Coph».

 

Esta premisa, algo exterior, nos permite comprender mejor el significado de este canto en honor de la Ley divina. Es

semejante a una música oriental, cuyas modulaciones sonoras no parecen acabar nunca y subir al cielo con una repetición

que se apodera de la mente y los sentidos, del espíritu y el cuerpo del que ora.

Dios Señor de la historia.doc

Dios, Señor de la Historia
Vota si te ha resultado útil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *