Educar en la Preadolescencia: Tu actitud, Aguiló

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Educar en la Preadolescencia: Tu actitud, Aguiló

Educar exige tiempo

W. Amadeus Mozart, a los siete años, escribía sonatas; y a los doce, óperas. Parece increíble, pero alguien lo hizo posible: su padre Leopoldo Mozart, un gran músico que sacrificó sus muchas posibilidades de éxito para dedicarse por entero a la educación del pequeño genio.

Robert Browning, cuando contaba apenas cinco años, cierto día vio a su padre leyendo un libro. ¿Qué lees, papá? El padre levanta su mirada y contesta: “El sitio de Troya”. “¿Qué es Troya, papá?, pregunta el niño. La respuesta no fue: “Troya es una ciudad de la antigua Grecia. Ahora vete a jugar”. Sino que allí mismo, en el cuarto de estar, el padre de Robert hizo con asientos y mesas una especie de ciudad. Una silla de brazos hizo de trono y en el puso al pequeño Robert.

“Aquí tienes a Troya, y tú eres el rey Príamo. Ahí está Helena de Troya, bella y zalamera (señaló a la gata bajo el escabel). Allá fuera, en el patio, ¿ves unos perros grandes que tratan siempre de entrar en la casa? Son los aguerridos reyes Agamenón y Menelao que están poniendo sitio a Troya para apoderarse de Helena…”

Tu_actitud.pdb

Educar en la Preadolescencia: Tu actitud, Aguiló
Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *