El Derecho de Libertad Religiosa, Lecciones

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


El Derecho de Libertad Religiosa, Lecciones

LECCIÓN 4 àANTECEDENTES HISTÓRICOS DELDERECHO DE LIBERTAD RELIGIOSA
 
I. PRECEDENTES HISTÓRICOS.
            En el s.XIX los Documentos Pontificios rechazan la doctrina liberal. Se realiza también una valoración de las libertades proclamadas en la declaración de derechos. Basándose en ello, se explica la persecución sufrida por la Iglesia Católicaen la Revolución Francesa, e igualmente determinados preceptos anticlericales desarrollados en países europeos liberales.
 
            El Liberalismo proclama el ideal de un estado laico que se autoproclame como incompetente en materia religiosa. Frente a ello, la Iglesia Católicase opone a la separación Iglesia-Estado; los Romanos Pontífices van a tratar de impulsar un concepto cristiano del Estado, cuyo argumento principal es que si se separa la Iglesia del Estado estaríamos apartando la legislación humana de aquellas cuyo origen es humano y divino, lo que resulta inadmisible para el papado.
 
            Este argumento nace a finales del s.XV (según los Pontífices del s.XIX) con el Papa Gelasio I, que fue asentándose paulatinamente hasta consolidarse en el s.XIX durante el Pontificado de León XIII. Este nuevo planteamiento doctrinal supone la superación de una excesiva confusión entre la Iglesia y el Estado, propia del antiguo régimen. Se fijan los deberes del Estado con relación a las cuestiones religiosas, tales obligaciones son establecidas basándose en una concepción cristiana de la vida.
 
            El Estado Católico debe cumplir las obligaciones que le unen con Dios a través del culto público. La separación Iglesia – Estado no existe.
 
            Frente a un podes eclesiástico establecido para tutelar los intereses divinos se sitúa un Estado soberano que, a su vez, tutelará los intereses humanos. Habrá asuntos que presenten aspectos que afecten a ambos poderes, por lo que hay que establecer una relación ordenada entre ambos sujetos. Esta concepción supone la superación definitiva de la separación estricta de la Iglesia y el Estado, así como la igual superación de la concepción liberal de la libertad de cultos.
 
            Se defiende la profesión pública de una religión por el Estado. La religión que se defiende como oficial es la Católica. Con respecto a aquellos individuos o grupos que no comportan esta religión, a los individuos se les admite su opción porque se reconoce la libertad en el acto de fé individual; a los grupos se les tolera, lo que no significa libertad religiosa que implica ausencia total de límites y cooperación con los poderes públicos mientras que la tolerancia sólo implica un respeto.
 
            Conforme a esta doctrina, el hombre y la sociedad tienen el deber de rendir culto a Dios mediante la práctica de la religión católica, por lo que el Estado tiene la obligación de proteger dicha creencia, así como establecer un Estatuto adecuado a la Iglesia Católica.
 
            La Evolución general ha ido determinando la necesidad de establecer un cambio, por lo que esta doctrina termina desapareciendo porque se aprecia  la necesidad de elaborar Estatutos que garanticen los derechos de confesiones distintas a la católica.
 
           

LibertadReligiosa.pdb

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *