El entregó el Espíritu

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


El entregó el Espíritu

 «“Cuando el Hijo terminó la obra que el Padre le encargó realizar en la tierra (cf. Jn 17,4), fue enviado el Espíritu Santo el día de Pentecostés para que santificara continuamente a la Iglesia y de esta manera los creyentes pudieran ir al Padre a través de Cristo en el mismo Espíritu” (LG 4; CIC 767). Es entonces cuando “la Iglesia se ma­nifestó públicamente (manifestata) ante la multitud; si inició la difusión del Evangelio entre los pueblos mediante la predicación” (AG 4). Como ella es “convocatoria” de salvación para todos los hombres, la Iglesia es, por su misma naturaleza, misionera enviada por Cristo a todas las naciones para hacer de ellas discípulos suyos» (CIC 767).¿Hemos pasado por alto, hasta ahora, al Espíri­tu Santo? Pudimos hablar de la creación, de la Antigua Alianza, de Cristo, sin mencionar expre­samente al Espíritu Santo. ¿Será tan sólo un olvi­do mío? ¿No será señal de que al Espíritu Santo se le pasa a menudo por alto, se le olvida? ¿Suce­derá incluso lo que pasó una vez en Efeso, cuando Pablo encontró unos discípulos que tuvieron que confesar abiertamente: «Ni siquiera hemos oído hablar de que exista un Espíritu Santo» (Hech 19,2)? ¿Tal vez ese «olvido» sea —de algún modo— significativo del Espíritu Santo mismo?

13. Entreg+¦ el Esp+¡ritu.doc

Vota si te ha resultado útil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *