El gran medio de la oración, San Alfonso María de Ligorio

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


El gran medio de la oración, San Alfonso María de Ligorio

DOCTOR DE LA IGLESIA

Contenido:

Oración dedicatoria a Jesús y a María

Introducción que debe leerse

Se dice qué cosa es oración y se propone el plan de toda la obra

Capítulo I

I. Necesidad de la oración

II. La oración es necesaria para vencer las tentaciones y guardar los Mandamientos

III. La necesidad de acudir a los Santos como nuestros intercesores

IV. De la intercesión de María Santísima

Capítulo II

A. Eficacia de la oración

– Excelencia de la oración y su poder ante Dios

– Eficacia preferente de la oración

B. Condiciones de la buena oración

I. Se dice por quién hemos de pedir

II. Hay que pedir cosas necesarias para la salvación

III. Hay que orar con humildad

IV. Hay que orar con confianza

V. Los fundamentos de nuestra confianza

VI. También los pecadores deben orar

VII. Hay que orar con perseverancia

VIII. Se dice por qué el Señor no nos da hasta el fin la gracia de la perseverancia

ORACIÓN DEDICATORIA A JESÚS Y A MARÍA

Oh Verbo encamado, Vos disteis la sangre y la vida para comunicar a nuestras plegarias, según vuestra divina promesa, una eficacia tan poderosa que alcancen todo lo que pidan; mas nosotros, oh, Dios mío, tan descuidados andamos en las cosas de nuestra eterna salvación que ni siquiera queremos pediros las gracias que necesitamos para salvarnos. Nos disteis con el gran medio de la oración la llave de todos vuestros tesoros y nosotros, por empeñarnos en no rezar, vivimos siempre en la más grande miseria espiritual …

¡Ay, Señor mío!, iluminadnos y hacednos comprender lo mucho que valen ante vuestro Eterno Padre las plegarias que le dirigimos en vuestro nombre y por vuestros méritos.

A Vos consagro esta humilde obra mía, bendecidla, y haga vuestra misericordia que cuantos la tomen en sus manos se sientan movidos a orar y procurar que en todos prenda la llama de este mismo amor; y así no haya uno solo que no acuda a este gran medio de salvación.

A vos encomiendo también esta obrita mía, oh, excelsa Madre de Dios, Virgen María. Protegedla y dad a cuantos la leyeran el espíritu de la oración, la gracia de recurrir en todas sus necesidades a vuestro divino Hijo y a Vos, que sois la dispensadora de las gracias y la Madre de las misericordias, a Vos que no podéis consentir que nadie se retire de vuestra presencia triste y desesperado, a Vos, Virgen poderosísirna que obtenéis cuanto deseáis para vuestros siervo.

EL GRAN MEDIO DE LA ORACI+ôN.doc

El gran medio de la oración, San Alfonso María de Ligorio
4 (80%) 1 voto



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *