Encuentro Nocturno, Ray Bradbury

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Encuentro Nocturno, Ray Bradbury

 

Antes de subir hacia las colinas azules, Tomás Gómez se detuvo en la solitaria

estación de gasolina.

– Aquí se sentirá usted bastante solo – le dijo al viejo.

El viejo pasó un trapo por el parabrisas de la camioneta.

– No me quejo.

– ¿Le gusta Marte?

– Muchísimo. Siempre hay algo nuevo. Cuando llegué aquí el año pasado, decidí

no esperar nada, no preguntar nada, no sorprenderme por nada. Tenemos que

mirar las cosas de aquí, y qué diferentes son. El tiempo, por ejemplo, me divierte

muchísimo. Es un tiempo marciano. Un calor de mil demonios de día y un frío de

mil demonios de noche. Y las flores y la lluvia, tan diferentes. Es asombroso. Vine

a Marte a retirarme, y busqué un sitio donde todo fuera diferente. Un viejo necesita

una vida diferente. Los jóvenes no quieren hablar con él, y con los otros viejos se

aburre de un modo atroz. Así que pensé: lo mejor será buscar un sitio tan diferente

que uno abre los ojos y ya se entretiene. Conseguí esta estación de gasolina. Si

los negocios marchan demasiado bien, me instalaré en una vieja carretera menos

bulliciosa, donde pueda ganar lo suficiente para vivir y me quede tiempo para

sentir estas cosas tan diferentes.

Bradbury, Ray – Encuentro nocturno.pdf

Encuentro Nocturno, Ray Bradbury
Vota si te ha resultado útil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *