¿Era normal que tantas mujeres rodearan a Jesús?, Francisco Varo

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


¿Era normal que tantas mujeres rodearan a Jesús?, Francisco Varo

La actitud y las enseñanzas de Jesús —que

después siguió la primera comunidad cristiana,

como se ve en el libro de los Hechos de los

Apóstoles y en las cartas del Nuevo Testamento—

otorgaban a la mujer una dignidad que contrastaba

con las costumbres del momento.

Aunque hay diferencias entre las clases altas y las

populares, lo común es que la mujer no tuviera un

lugar en la vida pública. Su ámbito era el hogar donde

está sometida al marido: salía poco de casa y cuando

salía lo hacía con el rostro cubierto con un velo y sin

detenerse a hablar con los hombres. El marido podía

darle el libelo de repudio y despedirla. Ciertamente,

todo esto no se aplicaba estrictamente a las mujeres

que, por ejemplo, tenían que trabajar ayudando en las

tareas del campo. Pero aún así, no podían detenerse a

solas con un hombre. Donde se percibe la diferencia

más notable con el varón es, sin embargo, en el plano

religioso: la mujer está sometida a las prohibiciones

de la Ley, pero está liberada de los preceptos (ir a las

peregrinaciones a Jerusalén, recitar diariamente la

Shemá, etc.).

31.pdf

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *