España se despide de Juan Pablo II, La Razón

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


España se despide de Juan Pablo II, La Razón

España se despide de Juan Pablo II en la catedral de Madrid
Una muchedumbre se congregó el pasado lunes en torno a los obispos españoles y ante la Catedral de la Almudena (Madrid) para despedir a Juan Pablo II. Recogemos el texto publicado por La Razón.
«Fíjate. El Papa casi hace más una vez que ha muerto que cuando vivía». El comentario se lo susurra un sacerdote a un joven cuando observa la multitud que se congrega frente a la catedral de la Almudena de Madrid y el vecino Palacio Real. En la explanada que se abre entre ambos edificios, alrededor de 8.000 personas se agolpaban ayer por la tarde para asistir al funeral que ofició el cardenal Antonio María Rouco por Juan Pablo II.

Sus Majestades Don Juan Carlos y Doña Sofía y los Príncipes de Asturias encabezaron la nutrida lista de personalidades que acudieron a las exequias. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también quiso estar presente en la Eucaristía (…).

Veinte obispos.

La Iglesia estuvo bien representada por alrededor de veinte prelados y más de un centenar de sacerdotes, que concelebraron con el arzobispo de Madrid. Entre los primeros figuraban el arzobispo de Sevilla, cardenal Carlos Amigo; el Nuncio, monseñor Manuel Monteiro de Castro; y el arzobispo de Toledo y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio Cañizares (…).

El pasaje evangélico escogido para la misa es uno de los que guarda una relación más estrecha con el papado: el de las tres confirmaciones de San Pedro, el primer Pontífice de la Iglesia, tras la resurrección de Jesucristo (Jn. 21, 15-19). En su homilía, el cardenal Rouco ensalzó la figura del Papa, «un regalo de la Providencia», que «nos ha conducido hasta esta hora trascendental del paso de un milenio a otro».

«La biografía espiritual de Juan Pablo II se ha escrito sobre la pauta de la vocación de Pedro a orillas del mar de Galilea, símbolo de ese otro mar inmenso que es el mundo, donde el Papa ha introducido la barca de la Iglesia en el tercer milenio con toda la confianza puesta en el Señor de la Historia: “Duc in altum”, nos ha dicho con las mismas palabras de Cristo», señaló el purpurado.

El Papa polaco, «en el que hemos contemplado con luminosa transparencia los rasgos del mismo Cristo, ha cruzado ya el mar de este mundo para llegar a la orilla de la eternidad adonde el Resucitado le ha llamado con el último “sígueme”». «¡Qué glorioso habrá sido el encuentro con su Señor de este humilde y valiente servidor del Evangelio que ha gustado hasta el fin de su vida el cáliz de los padecimientos de Cristo!», exclamó el arzobispo de Madrid.

 

España_se_despide_de_Juan_Pablo.PDB

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *