Esperamos la Resurrección y la Vida Eterna, Comisión Espiscopal para la Doctrina de la Fe

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Esperamos la Resurrección y la Vida Eterna, Comisión Espiscopal para la Doctrina de la Fe

Comisión Episcopal parala Doctrina de la Fe26 de noviembre de 1995
INDICE
-INTRODUCCIÓN
I.- LA ESPERANZA AMENAZADA
Se cree en Dios y no se espera la vida eterna
Anunciar la esperanza de la vida eterna con toda su riqueza
La crisis de la moderna ideología del progreso es cocasión para la esperanza humilde, pero difunde también la pura desesperanza.
Vuelven formas ancestrales de esperanza que conviven con el culto cínico al propio provecho.
Por eso anunciamos de nuevo a Jesucristo crucificado y resucitado, esperanza hecha carne para una humanidad nueva
II.- LA RAZÓN DE LA ESPERANZA CRISTIANA
Quien cree en Dios espera la vida eterna
El Antiguo Testamento se abre a la resurrección
La Nueva Alianza, sellada en la sangre de Cristo, es la base de nuestra fe en la resurrección y en la vida eterna
En el cielo “estaremos siempre con el Señor” (1 Tes 4.17)
El ansia de inmortalidad a la que responde sobreabundantemente la fe.
III. ALGUNOS DESAFÍOS A LOS QUE SE ENFRENTA HOY LA ESPERANZA CRISTIANA
La idea de la reencarnación es incompatible con la fe en la resurrección de la carne y con la antropología cristiana
La vuelta de ideas reencarnacionistas es ocasión para recordar la sed de eternidad y la eventual necesidad de purificación postmortal
La “reencarnación” contradice el ser personal, “uno en cuerpo y alma”, y la asunción de la carne resucitada
Frente al cinismo ético, ciudadanos del cielo que construyen con justicia la ciudad terrena
La libertad humana es tal, que no se puede excluir la posibilidad la real de la perdición eterna
“¿Dónde queda, muerte, tu victoria?” (1 Cor 15, 55)
IV.- CONCLUSIÓN: anunciamos con la vida al Vencedor de la muerte

Esperamos la resurrección.PDB

Esperamos la Resurrección y la Vida Eterna, Comisión Espiscopal para la Doctrina de la Fe
Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *