Fundaciones, Santa Teresa de Jesús

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Fundaciones, Santa Teresa de Lisieux

Composición de las fundaciones

Con textos de la misma Santa podemos reconstruir la historia externa de este escrito teresiano. Una historia también accidentada, aunque mucho menos y por motivos distintos de las otras obras. La primera iniciativa de este libro es también sobrenatural: «que escribiese la fundación de estas casas» (Relación 9, p. 1443) dice la Santa que le manifestó nuestro Señor, en fecha insegura, pero antes de 1573. Seguramente en febrero de 1570. Mandato que ella misma somete a su habitual prueba normativa: la aprobación de un confesor, que esta vez viene a través del P. Jerónimo Ripalda tres años después —1573— cuando se encuentra en Salamanca. Son once años de actividad fundacional, con el largo intermedio desde S. José de Avila a S. José de Medina, 1562-1567 (Fundaciones, Pról. 2, p. 1053) seguido del apretadísimo cuatrienio de 1567-72, lo que tiene que historiar. Han surgido siete fundaciones, aparte del primer convento de los padres: los de Medina (1567), Malagón (1568), Duruelo (1568), Valladolid (1568), Toledo (1569), Pastrana (1569), Salamanca (1570, Alba de Tormes (1571).

Desde el 25 de agosto de 1573 en que comienza en Salamanca (Pról. 7, p. 1056) hasta febrero de 1574 en que sale difinitivamente de esta ciudad para Alba y Segovia, escribe los primeros capítulos: «Estando en el monasterio del glorioso San José, que está allí [Salamanca] año de 1573, escribí algunas de ellas» (c. 27, 22). No podemos precisar, pese a la afirmación de la Santa, cuántas son. Con seguridad ha escrito los nueve primeros capítulos. La salida de Salamanca, que la exime de la obediencia del P. Ripalda, esa obediencia «que tanto le cuesta», y la marea de ocupaciones que siempre gravita sobre ella, provocan una interrupción, que no parece sea total. Los últimos meses de 1574 pasados en Avila, son de cierta trnquilidad. Durante ellos escribe las Meditaciones sobre los Cantares. Es posible que avanzara también algunos capítulos de las Fundaciones, pero no más allá del trece, que fue escrito en 1575, cuando con el convento de Almodóvar del Campo las fundaciones de descalzos alcanzaban el número diez: «que al tiempo que ésta escribo, hay diez monasterios de descalzos…» (13, 4). Seguirán otros capítulos escritos en lugares y fechas imposibles de fijar hasta el c. 20, fundación de Alba de Tormes. Seguramente no se sintió tan liberada de la obediencia del P. Ripalda como para suspender enteramente su tarea.

Cuando esta determinación se acentúa, «estando muy determinada a esto» (27, 22) «no pasar adelante» en la narración, otro precepto, esta vez del Comisario, P. Gracián, hará avanzar la historia hasta lo realizado en este momento. Sobre el particular nos ilumina la carta del 24 de julio de 1576 a Lorenzo de Cepeda, pidiéndole los papeles que tiene en Avila, entre ellos «unos en que están escritas algunas cosas de la fundación de Alba». Es éste uno de los momentos de más intensa actividad literaria de Santa Teresa. Desde primeros de octubre hasta el 14 de noviembre siguiente escribe siete capítulos, hasta el 27, un verdadero sprint, aun teniendo en cuenta el ritmo del escribir teresiano en otras ocasiones.

Cuando la Santa escribe en esa fecha: «Hase terminado a catorce días del mes de noviembre, año de 1576», y la súplica apremiante del párrafo final, parece que está poniendo el colofón de su obra y de su libro. La continuación de ambos entonces era imprevisible. Pero no tardando tuvo que recomenzar de nuevo la doble tarea. Desde 1580 hasta su muerte cuatro nuevas fundaciones: Villanueva de la Jara (1580), Palencia (1581), Soria (1581), Burgos, primavera de 1582; el mismo ritmo de siempre, dos fundaciones por año. Al filo de las nuevas fundaciones o inmediatamente después iba haciendo su historia, que queda rematada con la de Burgos. Es de suponer que la presencia del P. Gracián, además de recordar el precepto no suspendido, suponía un aliento y una ayuda para rematar la tarea.

El contenido

fundaciones.pdb

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *