Homilía El Examen de Conciencia

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Homilía El Examen de Conciencia

En la silenciosa hora del examen de conciencia, me gusta mucho meditar y vivir estas palabras de la secuencia de la Misa de Difuntos: Liber scriptus proferetur in quo totum continetur. Será leído el libro escrito que lo contiene todo.
En el momento de nuestro encuentro con Jesús pasarán rápidamente ante nuestros ojos las páginas del libro de nuestra vida, en el cual estará escrito todo lo que hicimos durante nuestros días terrenales.
Y así, para no tener sorpresas en el último momento, a mí me gusta mucho, amigo mío, coger con mis propias manos ese libro que, mientras vivo, voy, quiera o no, escribiendo. Me gusta cogerlo, abrirlo y ponerlo ante los ojos de mi alma. ¡Qué fácil y qué útil es esto en el momento de la oración, en el momento de examinar la propia conciencia!
Acostumbro entonces a pensar que cada día de mi vida es una página de este libro; y cuando empiezo a vivir una jornada me hallo ante una hoja de papel en blanco. Y a veces recorro velozmente todas las hojas escritas y dejo volar también las páginas blancas, esas sobre las cuales nada he escrito aún, porque todavía no ha llegado el momento. Y siempre, misteriosamente, se me quedan algunas entre los dedos de las manos, esas mismas que no sé si llegaré a escribir, porque no sé cuándo me pondrá el Señor por última vez ese libro ante los ojos.

EXAMEN DE CONCIENCIA.pdb

Homilía El Examen de Conciencia
Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *