Introduccion al Cristianismo, Joseph Ratzinger

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Introduccion al Cristianismo, Joseph Ratzinger

 

INTRODUCCIÓN AL CRISTIANISMO

Por Joseph Ratzinger

 

INDICE GENERAL

PROLOGO

INTRODUCCIÓN

1. LA FE EN EL MUNDO DE HOY:

Duda y fe: la situación del hombre ante EL MUNDO DE HOY: el problema de Dios.

El salto de la fe: determinación preliminar del contenido de la fe.

El dilema de la fe en el mundo de hoy.

Los límites de la comprensión moderna de la realidad y el lugar de la fe.

a).- Primer estadio: nacimiento del historicismo.

b).- Segundo estadio: el paso al pensar técnico.

c).- El problema del lugar de la fe.

La fe como permanecer y comprender.

La razón de la fe

Creo en ti..

Notas de este capítulo:

2.- La forma eclesial de la fe.

Notas sobre la historia y estructura de la profesión de fe apostólica1.

Límites y significado del texto.

Profesión de fe y dogma.

El símbolo como expresión de la estructura de la fe.

a).- Fe y palabra.

b).- La fe como símbolo.

Notas de este capítulo:

I. DIOS:CREO EN DIOS PADRE,TODOPODEROSO,CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA

3.- El tema de Dios.

Cuestiones preliminares.

Amplitud del problema.

La confesión en el Dios único.

Notas

4.- La fe bíblica en Dios.

El problema de la historia de la zarza ardiente.

El presupuesto íntimo de la fe en Yavé: el Dios de los Padres.

Yavé, el Dios de los Padres y el Dios de Jesucristo.

La idea del nombre.

Los dos aspectos del concepto bíblico de Dios.

Notas de este capítulo:

5.- El Dios de la fe y el Dios de los filósofos.

La decisión de la primitiva Iglesia en favor de la filosofía..

La transformación del Dios de los filósofos.

a).- El Dios filosófico está esencial y solamente relacionado consigo mismo.

b).- El Dios filosófico es puro pensar.

El problema reflejado en el texto del Credo.

Notas de este capítulo:

6.- La profesión de fe en Dios, hoy.

El primado del Logos.

El Dios personal.

Notas de este capítulo:

7.- Fe en el Dios uno y trino.

El comienzo de la comprensión.

a).- El punto de partida de la fe en el Dios uno y trino.

b).- Los motivos conductores.

c).- Soluciones sin salida.

d).- La doctrina sobre la Trinidad como doctrina negativa.

Aspecto positivo.

a).- El dogma como regulación terminológica.

b).- El concepto de persona.

c).- La relación retrospectiva con lo bíblico y el problema de la existencia cristiana.

Notas de este capítulo:

II – JESUCRISTO.

8.- Creo en Jesucristo, su único hijo, nuestro Señor.

EL PROBLEMA DE LA PROFESIÓN DE FE EN JESÚS, HOY.

Notas de este capítulo:

JESÚS, EL CRISTO. FORMA FUNDAMENTAL DE LA PROFESIÓN DE FE CRISTOLÓGICA.

El dilema de la teología moderna: ¿Jesús o Cristo?

La imagen de Cristo de la profesión de fe

El punto de partida de la profesión de fe: la cruz.

Jesús, el Cristo.

JESUCRISTO, VERDADERO DIOS Y VERDADERO HOMBRE

El problema.

El clisé moderno del Jesús histórico..

Legitimidad del dogma cristológico.

a).- El problema del hombre divino..

b).- La terminología bíblica y su relación con el dogma.

b.).- El Hijo..

LAS SOLUCIONES DE LA CRISTOLOGIA

Las teologías de la encarnación y de la cruz.

Cristología y doctrina de la redención.

Cristo, el último hombre.

Notas de este capítulo:

NOTA: ESTRUCTURAS DE LO CRISTIANO

El individuo y el todo.

El principio para..

La ley del incógnito.

La ley de lo abundante.

Lo definitivo y la esperanza.

El primado de la recepción y el positivismo cristiano.

Síntesis: La esencia del cristianismo.

Notas:

9.- El desarrollo de la profesión cristiana en los artículos de fe cristológica

Concebido por obra y gracia del Espíritu Santo; y nació de santa María, virgen.

Padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado..

a).- Justificación y gracia.

b).- La cruz como adoración y sacrificio.

c).- La esencia del culto cristiano.

Ahora podemos responder brevemente a algunas cuestiones que surgen en nuestro camino:

Descendió a los infiernos..

Resucitó de entre los muertos.

Subió a los cielos, y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.

Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Notas:

III – EL ESPÍRITU Y LA IGLESIA.

10.- La unidad de las últimas expresiones del Símbolo.

Notas:

11.- Dos problemas fundamentales del artículo de fe sobre el Espíritu y la Iglesia.

La santa Iglesia católica.

La resurrección de la carne.

a).- Contenido de la esperanza neotestamentaria en la resurrección 5.

b).- La inmortalidad esencial del hombre.

c).- El problema de la resurrección del cuerpo.

Notas:

 

PROLOGO

 

El problema del auténtico contenido y sentido de la fe cristiana está hoy, mucho más que en tiempos pasados, rodeado de incertidumbre. Quien ha seguido el movimiento teológico de las últimas décadas y no pertenece al grupo de quienes, sin reflexionar, creen sin reparo que lo nuevo de todas las épocas es siempre lo mejor, podría repasar en su memoria el cuento titulado “La dicha de Hans”. Hans convertía las pepitas de oro, que tanto le molestaban, en caballo, vaca, ganso y, por fin, en una piedra de afilar que acabó por tirar al mar. Con ello no perdió mucho, sino que, por el contrario, adquirió el precioso don de una libertad más amplia, a la que siempre aspiró. El cuento deja a la fantasía de los lectores las consideraciones sobre la duración de su embriaguez y sobre lo difícil que fue para él el momento en que despertó del sueño de una deseada libertad.

 

A los cristianos de hoy les acucian no raras veces problemas como éste: ¿no ha seguido la teología en los últimos años un camino semejante? ¿No ha dado interpretaciones progresivamente descendientes de la pretensión de la fe que a menudo se recibió de manera sofocante? ¿Y no se tiene la impresión de que tales interpretaciones han suprimido tan pocas cosas que no se ha perdido nada importante, y al mismo tiempo tantas, que el hombre siempre se ha atrevido a dar un paso más hacia adelante? ¿Y no tendrá al fin el pobre Hans, el cristianismo que se ha dejado llevar de cambio a cambio, de interpretación a interpretación, en vez de la pepita de oro, con la que empezó, la piedra de afilar que, por consejo ajeno, debe tirar?

 

Es cierto que tales preguntas, en su formulación global, son injustificadas, ya que solamente en cierto sentido puede afirmarse que .la teología moderna. ha seguido ese camino. Pero tampoco puede negarse que una amplia rama de ella ha tendido un puente que lleva desde la pepita de oro a la piedra de afilar. En verdad no se puede impugnar esta rama defendiendo una ciega conservación del metal precioso de formas fijas del pasado, ya que siguen siendo solamente pepitas de metal precioso: un peso que, en virtud de su valor, conserva siempre la posibilidad de una verdadera libertad.

 

El propósito de este libro es el siguiente: quiere llegar a comprender y explicar la fe como la realidad que posibilita el verdadero ser humano en nuestro mundo de hoy, y no reducirla a simples palabras que difícilmente pueden ocultar un gran vacío espiritual.

 

Este libro nació de las conferencias que di en el verano de 1967 a los estudiantes de todas las facultades, en Tübingen. La tarea que magistralmente realizó Karl Adam en esta misma universidad, hace casi medio siglo, con su Esencia del cristianismo, debía emprenderse de nuevo teniendo en cuenta las condiciones nuevas creadas por nuestra generación.

 

El estilo del libro se ha reelaborado con vistas a su publicación. La disposición y la extensión siguen siendo las mismas, pero he añadido algunas notas científicas al manuscrito que me servía para la preparación de las conferencias.

 

El libro, dedicado a mis alumnos, quiere expresarles las gracias por sus preguntas y sugerencias, sin las que no hubiese visto la luz. También doy las gracias al editor, Dr. Heinrich Wild, sin cuyo paciente y constante apremio no hubiese yo terminado una empresa tan temeraria como lo era la tarea emprendida. Por último, doy las gracias a todos los que con su esfuerzo han contribuido, de una manera o de otra, a la publicación del libro.

 

 

+ Joseph Ratzinger

 

INTRODUCCIONALCRISTIANISMO.pdb

Introduccion al Cristianismo, Joseph Ratzinger
Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *