La Fe explicada parte 2, Los mandamientos Leo J. Trese

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


La Fe explicada parte 2, Los mandamientos  Leo J. Trese 

CAPÍTULO XV

LOS DOS GRANDES MANDAMIENTOS

La fe se prueba con obras

«Sí, creo en la democracia, creo que un gobierno constitucional de ciudadanos libres es el mejor

posible.» Uno que dijera esto y, al mismo tiempo, no votara, ni pagara sus impuestos, ni respetara las

leyes de su país, sería puesto en evidencia por sus propias acciones, que le condenarían

por mentiroso e hipócrita.

También resulta evidente que cualquiera que manifieste creer las verdades reveladas por Dios sería

absolutamente insincero si no pusiera empeño en observar las leyes de Dios. Es muy fácil decir

«Creo»; pero nuestras obras deben ser la prueba irrebatible de la fortaleza de nuestra fe. «No

todo el que dice: ¡Señor, Señor!, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de

mi Padre, que está en los cielos» (Mt 7,21). No puede decirse más claramente: si creemos en Dios

tenemos que hacer lo que Dios nos pide, debemos guardar sus mandamientos.

Convenzámonos de una vez que la ley de Dios no se compone de arbitrarios «haz esto» y «no

hagas aquello», con el objeto de fastidiarnos. Es cierto que la ley de Dios prueba la fortaleza de

nuestra fibra moral, pero no es éste su primor dial objetivo. Dios no es un ser caprichoso. No ha

establecido sus mandamientos como el que pone obstáculos en una carrera. Dios no está apostado,

esperando al primero de los mortales que caiga de bruces con el fin de hacerle sentir el peso de su

ira.

Trese, Leo J_La fe explicada_2da parte.pdf

Vota si te ha resultado útil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *