La Iglesia, Ratzinger

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


La Iglesia, Ratzinger

1.     Toda preparación del sacerdote ha de conducir a la búsqueda de la identificación con Cristo, de ahí la importancia de su oración, de su ocultarse para dejar ver a Cristo, de su serenidad ante los frutos de su labor
2.     «De la íntima comunión con Cristo brota espontáneamente también la participación en su amor a los hombres»
3.     «El que ama quiere conocer. Por eso un auténtico amor a Cristo se manifiesta también en la voluntad de conocerlo cada vez mejor y de conocer todo lo que le atañe»
4.     «El hombre, para que resplandezca en él la imagen de Dios, debe, ante todo y sobre todo, aceptar la purificación mediante la cual el escultor, o sea Dios, le libra de todas las escorias que oscurecen el aspecto auténtico de su se»r
5.     «Lo que necesitamos no es una Iglesia más humana, sino una Iglesia más divina; sólo entonces será también verdaderamente humana»
6.     «…el núcleo de la crisis espiritual de nuestro tiempo tiene sus raíces en el eclipse de la gracia del perdón» «… donde el perdón, el verdadero perdón lleno de eficacia, no es reconocido y no se cree en él, hay que tratar la moral de tal modo que las condiciones de pecar no pueden nunca verificarse propiamente para el individuo»
7.     Moral, perdón y expiación son tres conceptos que no pueden separarse, porque si falta uno, desaparecen los otros. «Jesús, que padeció toda culpa, es contemporáneamente expiación y perdón; y por eso es también el fundamento único, seguro y siempre válido de nuestra moral». Por eso «No se puede separar la moral de la cristología, porque no se la puede separar del perdón y de la expiación»
8.     Mediante la gracia del perón «Soy arrancado a mi aislamiento y acogido en una nueva comunidad-sujeto; mi «yo» es insertado en el «yo» de Cristo, uniéndose así al de todos mis hermanos».
9.     «El sentido de culpa (…) es tan necesario para el hombre como el dolor físico en cuanto síntoma que permite reconocer las alteraciones de las funciones normales del organismo»
10.  Un hombre de conciencia es un hombre de verdad en todos sus sentidos
11.  El punto verdaderamente crítico de la modernidad: la idea de verdad ha sido eliminada en la práctica y substituida por la de progreso, y por lo tanto ya no tiene sentido ser un hombre de conciencia
12.  «La anámnesis infundida en nuestro ser tiene necesidad, por así decirlo, de una ayuda del exterior para ser consciente de sí»
13.  «El principio en virtud del cual se forma un club es la inclinación personal; en cambio el principio en el que se apoya la Iglesia es la obediencia a la llamada del Señor»

La Iglesia.pdb

La Iglesia, Ratzinger
Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *