Ordenes ejecutivas, Tom Clancy

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Ordenes ejecutivas, Tom Clancy

PRÓLOGO

EMPEZANDO POR AQUÍ

Debía de ser a causa de la fuerte impresión. Se sentía como si fuese dos personas al mismo tiempo. Una de ellas miraba por la ventana del comedor de las oficinas de la CNN en Washington. Veía las llamas que se elevaban de las ruinas del Capitolio – amarillentas pinceladas que brotaban de un anaranjado resplandor, como en una espectral muestra de ikebana que representase el millar de vidas apagadas hacía una hora.

La estupefacción sofocó el dolor por unos momentos. Pero sabía que el dolor iba a volver, como vuelve siempre tras un fuerte golpe en la cara, aunque no de inmediato.

La muerte trataba de nuevo de someterlo a su siniestra majestad. La había visto venir, detenerse y retirarse. Por suerte, sus hijos no llegaron a percatarse de lo cerca que estuvieron de perder sus jóvenes vidas. Para ellos, no había sido sino un accidente que no comprendían. Ahora estaban seguros, aunque sólo con su madre. Porque el deber impedía a su padre estar a su lado. Era una situación a la que, por desgracia, habían terminado por acostumbrarse todos ellos. De modo que, mientras John Patrick Ryan miraba los derrubios de la muerte, una parte de él estaba insensible.

La otra parte también miraba el mismo panorama, consciente de que tenía que hacer algo. Pero aunque trataba de razonar con lógica, la lógica no lograba imponerse a su reflexión. Porque la sola lógica no bastaba para decirle qué hacer ni por dónde empezar.

Clancy_T_10_Ordenes_Ejecutivas_1.zip

Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *