Pensar por libre, Monasterio

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Pensar por libre, Monasterio

A mis lectores más pertinaces, sobre todo a los que me animaron con sus cartas:
Isabel Muñoz, de Barcelona, mi más antigua interlocutora.
Marita, de Málaga, que me pide ayuda para dar “el gran salto”.
Asier, que es de mi pueblo y me critica con algo de dureza y mucho más afecto.
Carlos Herrero, un Hamlet de 15 años.
Y Jon Bildósola, que no necesita escribirme, porque es mi sobrino; pero pensó “por libre” y casi le cuesta un diente.

Pensar por libre

Presentación

La culpa fue de Rosa María Navarro, que, en octubre de 1992, me propuso colaborar en la revista Mundo Cristiano. Ella pensaba, no sé por qué razón, que sería capaz de escribir todos los meses sobre cuestiones doctrinales sin aburrir en exceso al personal.
Le dije que bueno, y empecé a darle al teclado con escasas esperanzas de aportar algo trascendental a la cultura europea.
Al poco tiempo, algunos lectores, que tuvieron la inesperada amabilidad de escribirme, coincidieron en afirmar que la sección resultaba amena para la gente joven. Y ésta fue mi primera sorpresa, ya que nunca pretendí dirigirme a personas de una edad determinada. De todas formas, lo más probable es que aquel primer diagnóstico condicionase los temas, la letra y la música de los sucesivos artículos que fueron saliendo.
Rosa María dejó la dirección de la revista un año después, y le sustituyó Jorge Molinero. “Ahora me echan”, pensé con cierto alivio. Pero no. Se limitaron a cambiar el carácter de la página y a pedirme que diese un nombre a la sección.
 No tuve que reflexionar mucho. Respondí que la llamaríamos Pensar por libre. Y es que pensar por libre era, ya entonces, un proyecto de librito o de folleto dirigido a gente joven, que me rondaba por la cabeza y que aún sigue escondido y casi olvidado en la frágil memoria del ordenador.

Monasterio – Pensar por libre-.PDB

Pensar por libre, Monasterio
Vota si te ha resultado útil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *