Y sobre esta roca…

El link para descargar gratis está al final, debajo de los detalles del libro.


Y sobre esta roca…

 La Iglesia es inseparablemente ambas cosas: comunidad espiritual y organismo visible, consti­tuido aquí sobre la tierra. El organismo visible, que al mismo tiempo es comunidad espiritual, tiene una historia concreta, que a su vez tiene unos antecedentes históricos enteramente determina­dos. «El Señor Jesús comenzó su Iglesia con el anuncio de la Buena Noticia, es decir, de la lle­gada del Reino de Dios prometido desde bacía siglos en las Escrituras» (CoNc. VAT. II, LG 5; CIC 763).«El germen y el comienzo del Reino son el “pequeño rebaño” (Lc 12,32) de los que Jesús ha venido a convocar en torno suyo y de los que él mismo es el pastor. Constituyen la verdadera fa­milia de Jesús» (CIC 764).A esta comunidad Jesús mismo le da una regla de vida, un cierto orden, una tarea. El mismo es indudablemente su centro: su Pa­labra, su Instrucción, y sobre todo su Persona. Lo que jamás ningún rabí había pretendido para sí, eso constituye en el caso de Jesús el punto de partida de su  comunidad. «Tú sígueme» (Mc 1,17; 2,14). En el círculo de los discípulos de los rabinos, el centro lo ocupa la Torá; en este caso el centro es Jesús. Los discípulos de la Torá se buscan, ellos mismos, su maestro. Aquí, en cam­bio: «No me elegisteis vosotros a mí; fui yo quien os elegí a vosotros. Y os he destinado para que vayáis y deis fruto abundante y duradero» (Jn 15,16).

11. Y sobre esta roca edificar+® mi Iglesia.doc

Y sobre esta roca…
5 (100%) 1 voto



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *